La única exposición y foro de negocios de gestión de residuos en México

Los plásticos en el ambiente desde un pensamiento de ciclo de vida

¿Qué implicaciones sustentables se deben considerar en el reciclado o en la degradación de los plásticos? ¿Cuál es el estatus actual de las regulaciones y la infraestructura para el tratamiento sustentable de los plásticos?

Sin duda, en los tiempos actuales, la participación de los plásticos dentro  del entorno ambiental y legal, ha generado una gran polémica, atribuida a la gran diversidad de aplicaciones de estos, sus bondades técnicas y económicas en particular en el sector del empaque, además de las elevadas cantidades de productos residuales, particularmente en el caso de los plásticos denominados como de un solo uso.

Creo, sin embargo, que los materiales plásticos han sido sometidos a un juicio altamente crítico y negativo, ya que los principales causantes de su efecto contaminante es atribuible principalmente a la acción de todos los usuarios finales, es decir, a mí, a usted y a todos aquellos que no tenemos una cultura y educación del manejo adecuado de los residuos generados, sean de plásticos o cualquier otro tipo de material que generalmente poseen alto valor agregado antes de ser mezclado indiscriminadamente con otros materiales;  sin que por ello se les libere  a los plásticos de la carga ambiental que poseen al tener su origen en un material de tipo fósil como es el petróleo.

Adicionalmente, a nivel nacional los plásticos de un solo uso (bolsas, popotes, vasos y platos desechables etc.) enfrentan fuertes restricciones y prohibiciones de diferente índole dependiendo de la entidad federativa en que se promulgue, observándose que en la mayoría de los casos son reformas de ley con un soporte técnico débil. Encontrando planteamientos contradictorios y no bien redactados, como se aprecia en los siguientes ejemplos:

“Prohibición y eliminación del uso de bolsas y popotes de plástico, indicando en clausulas posteriores, Verificar que las bolsas de plástico cumplan con los criterios sustentables de reducción, reciclaje y reutilización, garantizando la disminución del impacto ambiental.”

Quedando anulado en la misma ley la prohibición ya que todas las bolsas plásticas convencionales o actuales pueden reutilizarse o reciclarse.

“Prohibición y eliminación del uso de bolsas, con la salvedad de aquellas que contengan un 30% de reciclado”.

En este caso el indicador de medición, no es medible ya que actualmente no se cuenta con la tecnología para poder determinar el contenido de reciclado, donde el parámetro medidor tendría que ser determinado por la pérdida o el porcentaje de retención de alguna propiedad mecánica como puede ser la resistencia tensil.

Adicionalmente, complicando aún más la situación de los plásticos, no se cuenta a nivel nacional con los procedimientos o protocolos estandarizados que puedan permitir, monitorear, cuantificar y validar la calidad de los materiales sutentables (reciclados, reutilizados, biodegradables etc).

Por otro lado, a medida que ha crecido la preocupación y las presiones ambientales por las grandes cantidades de plásticos residuales ocasionadas por un manejo irresponsable de los materiales al final de su vida útil, y de la falta de implementación de metodologías integradas entre los principales componentes de la cadena productiva (transformadores, recicladores usuarios), que promuevan un reciclado de calidad; ha aumentado el interés en el desarrollo y comercialización de polímeros con “etiqueta verdes”, que promueven principalmente la búsqueda de la degradación de los materiales apoyándose en diferentes mecanismos principalmente como la oxodegradabilidad y la biodegradabilidad, que proporcionan ventajas potenciales en términos de sustentabilidad y no dependencia de los combustibles fósiles así como una  reducción de la huella de carbono.

sin embargo, en medio de toda percepción positiva, hay un intenso debate complejo y confuso, ya que no solo por el hecho de que un material sea biodegradable no significa necesariamente  que sea compostable. No todos los plásticos hechos de materias primas renovables, conocidos como bioplásticos, son biodegradables. Y a la inversa, no todos los plásticos biodegradables están hechos de materias primas renovables (como se puede apreciar en el siguiente esquema).

Fuente: https://www.pt-mexico.com/

Share